El Señor Madison

Hace unos días recibimos un cargamento de equipo medico de muchas varias compañías para hacer una distribución a varios hospitales quienes la solicitaron. En general mucho del equipo era  relacionados con aparato de rayos x de una compañía llamada James Madison, una compañía de la cual jamás había escuchado hasta este momento. Lo que si había escuchado era ese nombre, ya que es el nombre del cuarto presidente de los Estados Unidos de Norteamérica cuya presidencia fue responsable y acreditada de mantener la soberanía norteamericana en contra de la única invasión que ha tenido en su historia.

El presidente Madison era un hombre que en su tiempo era conocido por su muy baja estatura razón por la cual muchos hombres que no le conocían le subestimaban de manera mayúscula ya que casi por regla el norteamericano es un individuo alto debido a su abundante sangre germánica, sin embargo siempre hay una excepción.  Madison es el presidente de menor estatura de todos los presidentes que han tenido los norteamericanos. Los hombres que lo subestimaban ignoraban por supuesto que los personajes mas destacados de la historia humana serian de corta estatura.

Los tiempos de James Madison eran unos muy turbulentos y tormentosos tanto a nivel global como a nivel nacional. En cuestiones globales, existía en ese entonces la guerra entre Napoleón Bonaparte y la coalición europea conformada por Austria, Prusia, Rusia e Inglaterra, un conflicto que se extendía por muchos lugares del mundo, especialmente en el mar donde era la especialidad de combate británico donde siempre podían estar seguros de derrotar a los franceses y a quien sea que se pusiera en el camino del funcionamiento de su imperio de ultramar.

Las guerras napoleónicas duraron muchos años y fueron sumamente sangrientas y costosas tanto en dinero, material y capital humano. Por esta razón tanto Inglaterra como Francia buscaba una alianza con el nuevo país norteamericano, una alianza que se llevaba buscando desde los tiempos del presidente Washington quien siempre abogo por la absoluta neutralidad de los Estados Unidos de Norteamérica en los problemas del mundo dado que ellos tenían todo lo que necesitaban en casa.

Debido a la poca población que Inglaterra siempre ha tenido, debido al tamaño de su minúscula isla, una guerra larga jamás les ha favorecido, algo que Napoleón sabía muy bien, sin embargo los ingleses además de estar ganando decisivamente en el mar estaban ganando en tierra también y manejando a la coalición a su gusto, sin embargo no podían seguir sosteniendo estas bajas por lo que comenzaron a secuestrar barcos y marineros norteamericanos y forzarles a pelear para la corona : el presidente Madison les declaro la guerra.  Esta guerra de 1812 es conocida como la segunda guerra de independencia donde los norteamericanos vencieron por un delgado margen a costa de haber perdido su capital y de que los ingleses quemaran la Casa Blanca. Sin embargo Madison persistió y prosperó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *