Aníbal

Hace unos días en uno de mis vuelos para llegar aquí , tome un libro que tenia desde hace tiempo sobre el Aníbal en guerrero de Cartago quien hizo de su vida una misión viviente : liberar al mundo del yugo romano. Algo que me motivo a leer este libro es que en su momento , cuando era estudiante en la Sorbona de Paris  estudie mucho sobre las guerras de Aníbal en contra de las fuerzas del imperio que poseía uno de los mejores ejércitos en la historia del mundo , un ejercito que los emperadores romanos sabían utilizar como un martillo para imponer su voluntad política.

El ejercito romano era una maquina que conseguía todo lo que se proponía de manera rápida , eficiente y dinámica. El ejercito romano estaba dividido en muchas legiones cuya identificación era su numero – por ejemplo la ciento treceava legión de infantería-  quienes estaban distribuidas a lo largo y ancho del imperio , un imperio que abarcaba la mayoría del mundo conocido en ese entonces que consistía desde el norte de África hasta el norte de Inglaterra , llegando hasta la parte oriental de Alemania , y llegando casi hasta lo que es hoy Irán. Por esta razón ,  y porque las legiones romanas estaban siendo constantemente enviadas a otras partes del imperio , estas sabían pelear en todo terreno y contra todo enemigo.

  Sin embargo , tantas batallas peleadas en tantos lugares , comenzó a dejar un legado sobre el mecanismo y el funcionamiento de los ejércitos romanos lo que con el paso del tiempo les convirtió en una fuerza predecible para con sus enemigos , especialmente tomando en cuenta que muchos de los barbaros servían en las legiones romanas donde aprendían a la perfección el sistema de batalla del gran imperio.

Este sistema era uno basado en un perfecto orden  de coordinación de diferentes ramas armadas , algo que en esos días no existía en ningún otro lado. Los soldados de infantería marchaban en grandes cuadros protegidos por sus escudos grandes y ligeramente cilíndricos , mientras eran apoyados incesantemente por regimientos de arqueros disparando sus flechas desde la retaguardia , mientras otras divisiones especializadas utilizaban gigantescas catapultas para destruir bloques gruesos de soldados enemigos. Una vez que las legiones romanas llegaban hacia las posiciones enemigas , las deshacían por medio de una combinación de ataque y defensa en movimiento que funcionaba como una trituradora imparable. En el momento crucial , siempre llegaba la caballería para desestabilizar al enemigo.

Aníbal sabia muy bien que el ejercito romano siempre explotaba su mayor exponente que estaba en sus legiones de infantería algunas veces , mientras que otras la fuerza se encontraba en la caballería o en sus arqueros , dependiendo los recursos que se tuvieran a la mano. En su victoria mas grande sobre los romanos – la batalla de Cananea- Aníbal vio que ese día habían 85 mil legionarios en el campo por lo que sabia que esa seria la punta de su ataque. Tras entender esto Aníbal formo a sus tropas en la forma de un arco invitando a que los romanos atacaran su centro. Cuando esto sucediera su centro lentamente retrocedería pareciendo el estar siendo derrotados. Sin embargo tras su retirada lenta las formaciones bárbaras cambiarían de ser un arco a unos cuernos que encerraran a los romanos y los acabarían.

Así  sucedió en la batalla de Cananea , la obra maestra de Aníbal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *